27 abr. 2010

¿postear o no postear?

a un tipo le gusta escribir. un día abre una cuenta en blogger. se crea un blog. dos. tres. no se le ocurre qué escribir. algo saldrá mañana, se dice. al día siguiente no sale nada. una semana después, tampoco. pasa un mes y ha dejado de lado el asunto. luego de un año la idea de escribir el blog es un ejercicio casi nostálgico. tres años y medio después, le obliga a pensar para qué lo tiene...

ese tipo soy yo. ese es mi caso.


abrí el blog impulsado por la simple idea de escribir. escribir algo interesante. medianamente interesante. no tomé en cuenta en esos momentos, por supuesto, la indisciplina, desidia y desorientación que son inherentes a a mí y a mi forma de (ir)realizar determinadas actividades que no poseen carácter obligatorio, es decir, opcionales o electivas -ejemplo: escribir un blog...


evidentemente, el entusiasmo antecedió a cualquier previsión.


tengo una combinación no necesariamente agradable: un blog, ganas (eventuales) de escribir y una (casi siempre gran) indisposición para hacer las cosas... entonces:

si tengo un blog, debería de postear...
pero si tengo tal indisposición, ¿podré escribir?...

y si no lo hago, ¿por qué pienso en mantener
aún el blog?...

tal vez para publicar este y otro tipo de divagaciones...


XD